lunes, 3 de febrero de 2014

Ojalá tengas siempre un ángel a tu lado, que te guarde en todo lo que haces, que te dé confianza en el amanecer que viene. Alguien que te levante si tropiezas, que te dé la valentía de aferrarte a tus sueños y la sabiduría de gozar de todo, guiándote con su mano segura en el camino.