lunes, 10 de febrero de 2014

Algunas veces la mejor manera de convencer al otro que está equivocado, es dejarlo seguir su camino. Volver a empezar, no es fracasar, es concederse una nueva oportunidad, retomar tus sueños, ser fiel a uno mismo y buscar la felicidad. No busques personas con tus mismos gustos, busca personas con tus mismos valores. Una persona con carácter, no es aquella que grita o golpea más fuerte. Una persona con carácter, es aquella que tiene dominio propio sobre sus debilidades y se levanta cada vez que cae. No es la apariencia, es la esencia. No es el dinero, es la educación. No es la ropa, es la clase (Coco Chanel). El objetivo principal de la educación es crear personas capaces de hacer cosas nuevas y no simplemente repetir lo que otras generaciones hicieron. (Jean Piaget). Las palabras no se las lleva el viento, las palabras tienen poder, curan o hieren a una persona. Medita sabiamente antes de hablar, porque a veces quedarse callado es la mejor opción. Si vas a decir algo, di algo que construya no que destruya. Di algo que sane o que hiera. Un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción. (Simón Bolivar) Rodéate de gente que te motive a crecer y a superarte. Amigos son aquellas personas que te dicen las cosas de frente y te defienden por la espalda. Error común: suponer en vez de preguntas. Pensar es difícil, es por eso que la mayoría de la gente prefiere juzgar. (C.J.Jung) Hacer un cambio en tu vida asusta. Pero ¿sabes que asusta más? Lamentarte de no haberlo hecho. Disfruta de la vida. Hay mucho tiempo para estar muerto. (Hans Christian Andersen) Escucha la voz de tu alma, no la voz de tus intereses, porque los intereses pasan y tu alma permanece.