viernes, 8 de noviembre de 2013

Capítulo 20.



Después fuimos a ducharnos, hicimos turnos, porque solo habían quatro baños, cuando Aida entro en el baño, Dani entro con ella, asi ahorrábamos , agua, porque lo que viene a ser tiempo no creo.


Al final no ahorramos agua ni tiempo, se tiraron una media hora larga en la ducha, a saber lo que estaban haciendo por ahí dentro, aunque nos lo podíamos imaginar. Terminamos de ducharnos y nos fuimos al salón.No nos apetecia hacer nada, decidimos que todos se quedaran en casa a dormir, queríamos estar todos juntos. Fui a mi habitación a por unos cojines para los chicos y Álvaro vino detrás de mi. Me estampo , cariñosamente, contra la pared y empezó a darme besos y mordisquitos por el cuello y orejas y e dice:


+Necesito sentirte dentro de mi, me muero de ganas por hacerlo, no me puedo aguantar, te quiero.

En ese momento oigo que Carlos me dice:

-Enana yo también necesito sentirte dentro de mi- dijo con tono gracioso, empezamos a reírnos los tres, Álvaro se puso muy muy rojo, yo me quede en el suelo, de la risa que tenia, me dolía la barriga.
Pare de reirme y me fui al salón dejando a Álvaro con el calenton que tenia, si no somos pareja no va ha haber sexo, eso que lo tenga claro.

Esa noche no hicimos nada importante, solo vimos la tele, jugamos al pasapalabra, a Kate se le daba muy bien, pero a Dani no tanto. Nos quedamos todos dormidos al cabo de poco, estábamos cansados. Me fui a la cama y mi hermano David vino detrás de mi.

+Tete que quieres?

-Nada, saber como estas con Álvaro, os veo muy bien juntos, pero siempre os estais picando y quería saber como estais.

+Bien, solo somos amigos.

-Si venga y ahora resulta que las ranas crian pelo y los cerdos vuelan, vosotros de amigos teneis poco, yo diría que no podeis ser solo amigos, con la atracción sexual que desprendeis los dos.

+Pues se ve que ahora las ranas crian pelo y los cerdos vuelan, porque de momento solo somos amigos.

-Pues no lo parecéis.

Me dio un beso de buenas noches, entre mi a mi habitacio y cerre la puerta, no quería que Álvaro entrara, porque no podría aguantar la tentación de tenerlo a mi lado y no hacerlo, solo con pensar en su cuerpo desnudo cerca del mio ya se me ponían los pelos de punta.



*Narra Ana*

Estaba en una cama , en el salón de Zaida y al lado tenia a Blas, mi chiquitin, se me quedaba mirando a los ojos, dios que ojos tiene y de vez en cuando me acariciaba la mejilla, esos momentos eran maravillosos, quedarnos los dos mirándonos a los ojos, sin movernos, no se pueden describir con palabras y mucho menos un beso suyo, eso si que es para morir.

Estabamos muy bien juntos, llevábamos poco tiempo, pero era como si lo conociera de toda la vida, como si desde pequeños que fueramos amigos.


A la mañana siguiente me desperté abrazada a Blas y lo desperté con pequeños besos , que luego pasarona ser mas intensos, pero tuvimos que parar porque había gente en el salón, Blas me cogió del brazo y me llevo al baño, allí empezó a darme besos y a quitarme la ropa, y yo a el , en pleno calenton, cogi el teléfono de la ducha y moje a Blas de arriba a bajo. 


+Te vas a arrepentir- me puse la camiseta y sali corriendo del baño y gritando, Blas iba detrás de mi, despertamos a tod el mundo, con tanta carrera y grito. Blas no se lo pensó dos veces, me cogió y me tiro a la piscina con la camiseta puesta. En ese momento el agua estaba un poco fría , pero me rei mucho.