domingo, 15 de septiembre de 2013

MIGUEL VILÀ, el pintor que fue amante del Poblenou

Miquel Vilà (Barcelona, 1940) es un pintor que tuvo hace años una relación de amante con el barrio del Poblenou, era otro barrio entonces, una geografía fabril sin fronteras, donde como máximo los talleres y las viviendas se repartían el territorio con aquellas descomunales fábricas, hoy practicamente desaparecidas o reducidas a la mínima ruina.
Lo de Vilà fue una relación apasionada desde que un día quedó cautivado por la visión. Paseaba en coche por aquel Poblenou lleno de fábricas y talleres, cuando de golpe exclamó: "Això , això és el que busco des de fa tant de temps!". Vilà siempre ha tenido un estilo personal, lejos de modas y escuelas, pero en estos paisajes desiertos de las fábricas, nos ofrece una interpretación metafísica de la geografia fabril del barrio, y es que la visión solitaria de aquellos espacios industriales nos arrastra desde una angustia vital hasta una inquietante plenitud.





Miquel Vilà estudió de joven en la Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi y grabado en el Conservatorio de la Artes del Libro a Barcelona. Su obra figura en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid, Sofía, etc.
Antes y luego de su amor por el Poblenou, pintó Vilà muchas más cosas, bodegones y paisajes, ultimamente de Menorca, pero su obra de entonces quedarà en la historia, de la pintura y del barrio.