domingo, 15 de septiembre de 2013

¿Láser o fotodepilación ?

                                  
FOTODEPILACIÓN es toda aquella depilación que se realiza mediante luz: tanto la depilación láser como la realizada mediante IPL (luz pulsada intensa) que es lo mismo.






Su uso y aplicación dependerá de varios factores que deberás tener en cuenta.
La principal diferencia técnica reside en la forma de aplicar la luz.



EL LÁSER
Por un lado en un aparato láser se aplica una luz monocromática (de un solo color) de manera que ésta luz es más fácil de absorber por la melanina, que es el pigmento que da color al vello y a la piel. Los fotones (partículas que componen el haz de la luz) van en la misma dirección y viajan en la misma longitud de onda, por lo que podríamos decir que el láser es más puntual y preciso.
el funcionamiento de un sistema de depilación láser se basa en la aplicación de un haz de luz a un grupo reducido de folículos pilosos. La energía aplicada se transporta a través de la melanina del vello y finaliza en la raíz que acaba destruída, sin aplicar daño alguno al resto de la piel, es lo que se conoce como fototermólisis selectiva.
En la actualidad son diversos los tipos de láser utilizados en depilación, cada uno también con sus propias características y enfocados a un determinado tipo de piel.
Responde muy bien frente a  personas de vello oscuro y piel clara.







IPL
Por otro lado en un tratamiento de luz pulsada, o también conocida como IPL (Intensed Pulsed Light), la luz es de carácter policromático (de varios colores) y el haz de luz se mueve en todas las direcciones con distintas longitudes de onda por lo que un mismo aparato puede valer para tratar distintos tipos de vello.
El funcionamiento de la luz pulsada no difiere en exceso del láser, aunque existen pequeñas diferencias. En el caso del IPL la luz emitida no es un haz continuado, sino que como su propio nombre indica se aplica mediante pulsos de luz. Este pulso de luz provoca un aumento de temperatura en las zonas con más melanina, especialmente en los vellos oscuros, de manera que la raíz acaba quemándose al igual que el láser.
Las caracteríticas de funcionamiento de la luz pulsada hacen que este sistema se pueda adaptar a muchos fototipos y condiciones, gracias a su longitud de onda variable, por lo que puede ser válido tanto para los vellos más oscuros como para los más rubios.






CONCLUSIONES:
todo depende de las necesidades y del tipo de vello y piel de cada persona. En cuanto a efectividad, el láser es aparentemente el tratamiento más efectivo en pieles claras con vellos oscuros, pero también el más caro.

El IPLes un tratamiento más lento, y por lo general necesita de más sesiones, pero tiene la ventaja de que a priori es más adaptable a más tipos de piel y vello frente al láser, gracias a su longitud de onda variable y es mas barato.