martes, 12 de febrero de 2013

Lo que de verdad importa

Hoy me han abierto los ojos, la verdad duele pero no puedes remediarlo, cuando alguien se atreve a hablar sin remilgos, en ese maravilloso mundo de falsedad y mentiras que tu te has montado, le odias tanto. Pero esto es la vida real y debes bajar de las esponjosas nubes para darte contra el suelo. Dicen que  cuando aprendes a vivir la vida, te gusta vivirla. Hasta entonces cáete y levántate mil y una veces y busca esos amigos que te hieran con la verdad para no destrozarte con la mentira. Porque aunque ahora no lo vemos necesitamos esa verdad como la luz al final del túnel  y cuando estés hundido hasta el fondo en esa tupida falsedad que te rodea, necesitaras esa mano que te saque a la superficie para poder respirar de nuevo.

-Brindo por los hipócritas,  a los que les caigo mal y todavía me saludan.
-En un mundo de mentiras, decir la verdad es un acto revolucionario(: