miércoles, 20 de febrero de 2013

¡HO-LA! ¡SOY FRANCIA!




Queridas Luz Sanz Ojeda Patricia Carlavilla Blázquez Ana Cornejo Mazzucchelli Myriam Martínez Arauna Patricia Alonso de Velasco María Aparicio Alfaro Noelia Oliva Botas Nuria Garcia Pulido Rocio Rubira Cabello Almu Nuñez María Sanz María Santos

¡Hoy tiramos el diario por la ventana! Hoy toca hablar sobre curiosidades, anécdotas, husos horarios, recomendaciones, humor francés, pronunciación, clichés... Que sé, que es vuestra sección favorita de este mi diario de viaje. ¡Allá voy!

Empecemos por el principio. La pronunciación.  Para haber sido inventada justo al otro lado de los pirineos, la pronunciación para nosotros siempre será de procedencia “made in china”. Os desvelaré mi secreto: <<No leas, inventa y que suene bien>> -¡y de momento me funciona!- De todas formas para los poco imaginativos… Con que os aprendáis de memorieta las cinco palabras francesas que se “escuchan mal” por Madrid, os vale. No lo digo. Lo ilustro:




****

¡Y le llego el turno a los clichés! Tomar nota.

No, no todos en Francia viven en París (Parí). De verdad que no.

No, no visten todos a rayas, ni todos utilizan boina,  ni todos los hombres tienen bigote, ni nacen tampoco con una baguette bajo el brazo –de echo, conocí a un francés ¡que no le gustaban!- Palabra.

No, no a todos les agradan los scargot(caracoles). Aunque no me atrevería a admitir lo mismo sobre el queso y el vino, sobretodo si son de la tierra y huelen fuerte -¡cómo no!-.

No, la elegancia no proviene de Francia. <<La elegancia nace, no se hace>>, y en Francia más que en ningún otro sitio. Prueba del delito en twitter, donde ya visteis la elegancia que “se gastan” algunas en el aeropuerto de Lyon.

En Francia, no se desayuna Croissant todos los días. Ni el Foie Gras se utiliza para los bocadillos de la merienda. El champagne, como en el resto del mundo, en ocasiones que lo merezcan.

Oh la la! Expresión casi tan extendida como el “OMG”, pero que aquí en Francia siempre les oigo utilizar cuando les sorprende algo para mal… el tonito de enfado con el que lo dicen es admirable. En cuanto practique un poco hago grabación.

No, el himno nacional francés no es <voulez-vous coucher avec moi, "ce soir" –o como algunos les gusta rematarlo “sexuáh”>. No.

No. Los taxistas, los camareros, los dependientes, los conductores de autobús… no son todos bordes. Recuerdo uno que me sonrió por mi gracioso acento español.

Se dice que besan raro. No. Si. No. SI. En la boca –dicho en romance crudo- Je n'ai pas testé. ¡Pero en la mejilla! Dos besos, si. Pero lentos, incómodos e insípidos. Dos-besos muy raros –quien los probó, lo sabe-.

¿Qué el juego por excelencia es la petanca? Parece que si. Ya he visto varias partidas -¡eso si!- son como sus besos: lentas, incómodas e insípidas. Nunca más.

 ****

Vamos con las recomendaciones de la semana.  Cómo no podía ser de otra manera, gastronómicas:

« Comment voulez-vous gouverner un pays où il existe 246 variétés de fromage ? »(¿Cómo quieren gobernar un país donde existen 246 variedades de quesos?).
General de Gaulle.

-FROMAGE MIMOLETTE. Aunque de origen Holandés, ya es tradicional la producción del mismo que se hace en el norte de Francia. Se caracteriza por un color naranja-zanahoria. Yo ya soy fan. Ahora os toca a vosotras probarlo*.



-MOUTARDE DE DIJON. Tiene su gracia. Tiene su gracia, que en mi casa (Madrid), desde siempre, hay un bote de Mostaza de Dijon en la puerta de la nevera. Divino bote que se repone solo –siempre esta-. No lo echo de menos. No lo echo de menos porque aquí también está. Está en la mesa todo el día –y como siempre haciéndome llorar-. Así que estate tranquilo papá, que a tu hija no le falta tu mostaza. 


-PASTILLAS Á L´AGNEAU. No. No son francesas, sino que provienen de Marruecos. No se si me gustan porque son una excusa para no comer queso con pasta... No. No. Están realmente deliciosas. Si queréis saber más sobre ellas, no seré yo la que os impida hacerle una consulta a San Google. Yo con su exquisito sabor me doy por satisfecha.




-TARTE* AU FRAISES. Veía la vida en blanco y negro hasta que me hicieron esta tarta de fresas por mi cumpleaños. Que raro… fue un martes. Igual los martes no son tan malos como parecían… Estaremos atentos. Mientras tanto he aquí la receta, por supuesto en francés, pero merece la pena traducirla, os lo aseguro*. Os la dejo en tamaño original. Imprimir. Imprimir. Imprimir.



 ****

Husos Horarios.Simple. Francia está tras los pirineos. De modo  que su <Huso Horario> no difiere del que disfrutamos en España. Compartimos hora, lo que no compartimos son los horarios: Mientras que en Francia estamos comiendo, allí en España no habéis ni empezado a desayunar. Nuestra merienda es vuestra comida. Y vuestras cenas son para los franceses inadmisibles.
[Aprovecho para mandar desde aqui un saludo a los diseñadores de mapas, en serio, vuestro buen gusto para con los colores que empleais en ellos, me fascina. Existen más colores que el rosa palo o el azul cielo. En serio.]He aqui una muestra.



 ****

Si hemos hablado de husos horarios… ¡como no vamos a hacerlo del clima! –tema fetiche aquí en francia-. Aquí en Grenoble no existen las estaciones. No existe el invierno, ni la primavera, no existe el verano, ni tampoco el otoño. Aquí el clima se mide por semanas, y  sólo se conoce una máxima: <Una si, una no>. Es fácil. Una semana de calor. La siguiente de frío. La siguiente semana de calor y lluvia. La otra de frío y nieve. Para la próxima viento y arco iris. Inestable si. Pero consuela que vaya por semanas, os lo digo.

 ****

¡Y nos queda el chiste!. No. No es mío. Y no. No es bueno. Pero a los franceses parece que les hace gracia y les sirve como excusa para decir que saben reírse de sí mismos… y veréis porqué… Lo contó una de las tías de los niños, que vino de visita hace unas semanas. Os pongo en situación:

Típica comida familiar de domingo. Tíos, primos, abuelos… y yo -Vale no tan típica-. La conversación durante la comida fue amena. Podían escucharse tres idiomas. Aunque sin duda el francés predominaba. De pronto, los chistes se convierten en tema de conversación. Tití (como llaman cariñosamente a su tía los niños) decide participar. Yo me concentro para  entender correctamente su chiste en un francés muy acelerado. Decía así: <<Un inglés y un francés acaban de ser presentados. El ingles pregunta How old are you?, I´m “tuenti-tri” responde el francés. sorry? Could you repeat, please? Dice el ingles que no le ha odio bien.  I´m “tuenti-ZRí” contesta el francés poniendo gran empeño. Excuse me? Vuelve a decir el inglés. Eh… I´m “tuenti-TÚ”!! Todos estallaron en una carcajada descomunal. Yo también. Aunque reconozco que no sólo por el chiste. ¡Vaya sentido del humor simplón! Esto señores… es humor francés en estado puro*

 ****

Para finalizar, propongo un brindis. Ese que debía haber echo en la fiestecilla que me celebrasteis por mi 20 cumpleaños, unos días antes de cumplirlos. Creo que me quede en blanco por eso, me faltaba madurez. Pero ahora si. Y no. No diré Santé!, esta vez. Porque brindar es una cosa muy seria y no puede uno tomárselo a la francesa. Y porque en esto de brindar, ya me conocéis… soy más mexicana que otra cosa. De modo que acabemos este post con el brindis que se merece. Nuestro brindis favorito. El de Marisol, el mío, el nuestro, el de siempre:

 <<¡Por ellos!, ¡Por las mamás de ellos!, ¡Por hacerlos tan bellos!, ¡para coger con ellos! ¡Para enamorarnos de ellos!>>.


****

*Que me haya aficionado al queso “mimolette” no quiere decir que sea más que eso, una simple afición. MI queso favorito. MI queso. Será por siempre jamás el “WHITE STILTON AND CRANBERRY” de Marks and Spencer.


*Tarte” se utiliza para tartas planas. Si no, se denominan Gauteau (Pastel).
*Ya me contareis como os sale la tarta. ¡Y quiero fotos!
*Me comprometo a dedicar una Oda completa en este diario exclusivamente al sentido del humor francés. Se lo merece.
*Ilustraciones y receta by NoéAmeLepliage. Fotos imitando Polaroid Land Camera.

¡Ah! Cuidado con los asteriscos (*****) del teclado del ordenador. No son de fiar. Se multiplican solos. Avisados estais.