viernes, 11 de mayo de 2012

SERÚ GIRÁN - Déjame entrar (1992)


Charly García (voz/teclados/guitarra), David Lebón (voz/guitarra/bajo), Pedro Aznar (voz/bajo/guitarra/sintetizadores) y Óscar Moro (batería/percusión) fueron, entre 1978 y 1993, los responsables de dar vida a una de las agrupaciones más importantes y representativas en la historia del Rock Argentino, quienes engalanan nuestra publicación del viernes: Serú Girán.

Este grupo nació en Buenos Aires, capital argentina, de las cenizas de otra muy buena banda de Progressive Rock llamada La Máquina de Hacer Pájaros, integrada por García (ex-Sui Géneris), Moro (ex-Los Gatos), Carlos Cutaia (ex-El Huevo y Pescado Rabioso), Gustavo Bazterrica (ex-Reino de Munt) y José Luis Fernández (ex-Crucis).  Anteriormente, García, Aznar, Moro y Lebón  se unieron al cantante ítalo-argentino Giuliano Canterini (aka Billy Bond) dando vida a Billy Bond and the Jets, editando un único álbum con el mismo nombre.  Tras el alejamiento de Bond, los otros cuatro miembros decidieron continuar bajo el nombre de Serú Girán.

La muy importante discografía de este grupo consta de 5 álbumes en estudio: "Serú Girán" (Music Hall, 1978), "La Grasa De Las Capitales" (Music Hall, 1979), "Bicicleta" (SG Discos, 1980), "Peperina" (SG Discos, 1981) y "Serú '92" (Sony Music, 1992), además de 3 discos en vivo.  Hoy nos centramos en su último trabajo "Serú '92", un verdadera obra maestra, producido por los propios integrantes del grupo, que fue grabado en los Estudios Del Cielito por Peter Baleani y mezclado por Joe Blaney.

Destacan aquí brillantes canciones como "Si me das tu amor", "No puedo dejar", "A cada hombre, a cada mujer" y la excepcional "Déjame entrar", compuesta e interpretada por Pedro Aznar, quien la primera separación de Serú Girán en 1982 se fue a estudiar a la prestigiosa Berklee College of Music de Boston, Massachussets, siendo invitado más adelante a formar parte de The Pat Metheny Group.  No dejen de prestar atención a la letra de "Déjame entrar", de una calidad superlativa, y a la buenísima y muy elegante sección instrumental del tema, fruto del talento de estos cuatro grandes músicos, considerados en la actualidad como íconos en su país.  Para terminar, recordaremos que el baterista Óscar Moro falleció en 2006, a la edad de 58 años, víctima de una úlcera sangrante, debido a su adicción al alcohol.