domingo, 8 de abril de 2012

COLDPLAY - The scientist (2002)


Setiembre de 1996. University College London. Fue aquí que comenzó la historia de Coldplay, banda que con sus 5 álbumes de estudio publicados hasta hoy, se ha convertido en un innegable referente actual del Pop británico, y cuyos inicios reseñamos hoy en el blog.

Fue en aquella época estudiantil que Chris Martin (voz) y Jonny Buckland (guitarra/coros) se conocieron, fundando al poco tiempo una agrupación llamada Pectoralz junto a Guy Berryman (bajo/coros), quien también fue su compañero de estudios. Tras mudar de nombre por el de Starfish, el cuarteto se terminó de definir en 1997 con el ingreso de Will Champion (batería/percusión/coros). Por sugerencia de otro músico amigo, Tim Crompton, el cuarteto londinense adoptó el nombre definitivo de Coldplay ese mismo año. Un dato curioso es que Martin invitó entonces a un tecladista a sumarse como quinto miembro de Coldplay, invitación que fue rechazada por dicho personaje, quien estaba comenzando otro proyecto musical. Dicho tecladista era Tim Rice-Oxley, y ese otro proyecto musical era Keane.

Tras editar en 1998 su primer EP, "Safety", de forma independiente, Coldplay editó en 1999 otro EP llamado "The Blue Room". Recién en Julio de 2000, a través de los sellos Capitol y Parlophone Records, el cuarteto presentó su primer álbum, co-producido junto a Ken Nelson y Chris Allison, llamado "Parachutes", que fue #1 en el Reino Unido, con 7 Discos de Platino por sus ventas solo en el territorio británico. Este éxito se debió en gran parte a canciones sobresalientes como "Don't panic", "Yellow" y "Trouble".

Su meteórico ascenso terminó de consolidarse con su siguiente álbum, "A Rush Of Blood To The Head" (Capitol/Parlophone, 2002), de nuevo con Ken Nelson como productor musical. Este disco volvió a ser un suceso en ventas, encabezando los rankings del Reino Unido, Australia, Canadá, Alemania, Irlanda, Brasil, Argentina, Dinamarca, Suiza y Noruega, llegando al lugar #5 del Billboard 200 en los Estados Unidos. Por si fuera poco, ganaron 3 Grammy Awards, 2 Brit Awards y un Q Award, entre otros premios a nivel mundial. Los mejores temas de este gran disco son, para nosotros, "In my place", "Clocks", "Got put a smile upon your face" y "The scientist", una hermosa balada, cuyo vídeoclip, reproducido en retroceso, fue dirigido por el también inglés Jamie Thraves, ganando en 2003 los MTV Video Music Awards a Mejor Vídeo de un Grupo, Mejor Dirección y Vídeo Sobresaliente.