lunes, 4 de julio de 2011

EL BAILE DE LA VIDA (proverbios del mundo)

La vida es un juego del que nadie puede retirarse, llevándose las ganancias.
André Maurois
Es curioso que la vida, cuanto más vacía, más pese.
León Daudi
¿Me preguntas por que compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.
Confucio
Hay dos maneras de vivir la vida: una como si nada es un milagro, y la otra es como si todo es un milagro.
Albert Einstein
Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido.
Aristóteles
Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más.
Charles Chaplin
Vivir en la Tierra es caro pero ello incluye un viaje gratis alrededor del sol cada año.
Anónimo
La vida consiste no en tener buenas cartas, sino en jugar bien las que uno tiene.
Josh Billings
La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse.
Ernesto Sábato
Si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona ocupada.
Proverbio
Trabaja como si no necesitaras dinero, ama como si nunca te hubieran herido, y baila como si nadie te estuviera mirando.

La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté bien narrada.
Lucio Anneo Séneca
Todos los hombres estamos hechos del mismo barro pero no del mismo molde.
Proverbio Mexicano
Las mentes grandes discuten ideas; las medianas, cosas; y las pequeñas, personas.
Proverbio chino
Hay que subir la montaña como viejo para llegar como joven.
Proverbio chino
La unión en el rebaño obliga al león a acostarse con hambre.
Proverbio Africano
El tiempo que uno pasa riendo es tiempo que pasa con los dioses.
Proverbio chino
Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma caja.
Proverbio italiano
Recuerda que el día en que naciste todos reían y tú llorabas; vive de tal manera que cuando mueras, todos lloren y tú rías.
Proverbio persa
¡Ojala vivas todos los días de tu vida!
Jonathan Swift
Bebe y come con tu amigo, pero no trates con él de negocios.
La mujer finge más que miente; el hombre miente más que finge.
Proverbio africano
La primera perdiz que levanta el vuelo recibe el tiro.
Los peces presos en la nasa comienzan a reflexionar.
Nadie prueba la profundidad del río con ambos pies.
Todo el mundo ha sido antes joven, pero no todas las personas han sido viejas con anterioridad.
Proverbio albano
Si prestas, o pierdes el dinero o ganas un enemigo.
Proverbio alemán
Cuando una paloma empieza a frecuentar los cuervos sus plumas permanecen blancas, pero su corazón se vuelve negro.
El enano ve gigantes por todas partes.
El vino hace flotar los secretos.
La petición es cálida, el agradecimiento es frío.
Los ojos se fían de ellos mismos, las orejas se fían de los demás.
Mira las estrellas; pero no te olvides de encender la lumbre del hogar.
Proverbio árabe
El paraíso está en el regazo de una madre.
El que quiere amigos sin defectos no tendrá ninguno.
El tesoro que no se gasta aprovecha poco.
La crueldad es la fuerza de los cobardes.
La mano del hombre, atenta a su trabajo, es una balanza.
La primera vez que me engañes, tuya es la culpa; pero la segunda vez la culpa es mía.
La sabiduría es como una mujer legítima: no permite otra mujer en casa.
Las mejores visitas son las más cortas.
Luego que has soltado una palabra, ésta te domina; pero mientras no la has soltado eres su dominador.
Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.
Si te aplauden, nunca presumas hasta saber quién te aplaudió.
Tener demasiados amigos es no tenerlos.
Un benefactor es el que me hace bien, incluso aunque haga mal a todo el mundo.
Un libro es como un jardín en el bolsillo.
Proverbio armenio
La mariposa al posarse sobre la rama teme romperla.
Proverbio bantú
El cuchillo no conoce a su dueño.
No se cava con el mango de la azada, pero el mango da a cavar.
Proverbio castellano
El remedio de las injurias es su olvido.
La mentira es justa cuando, por hacer bien, la verdad se oculta.
Proverbio checo
Cuando compres usa tus ojos, no tus orejas.
La desgracia llega siempre por alguna puerta que se le ha dejado abierta.
Los buenos recuerdos duran mucho tiempo, los malos más todavía.
Nuestros padres nos han enseñado a hablar y el mundo a callar.
Proverbio chino
Aquel a quien amamos no tiene defectos; si le odiáramos, carecería de virtudes.
Cada paso que da el zorro se acerca más a la peletería.
Cuando un Estado ha conseguido cinco grandes victorias, está en la ruina.
Después de vivir largo tiempo juntos, los animales acaban por amarse y los hombres por odiarse.
Disfruta hoy. Es más tarde de lo que crees.
El amor que es todo ojos, nada distingue.
El hombre cuya cara no sonríe no debe abrir nunca una tienda.
El momento elegido por el azar vale siempre más que el momento elegido por nosotros mismos.
El que se pone de puntillas no puede sostenerse derecho.
El sabio convive con la gente sin criticar; el necio critica sin convivir.
El sabio no dice lo que sabe, y el necio no sabe lo que dice.
Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.
Ganar un amigo en un año es difícil; perderlo en una hora es fácil.
Hay tres cosas que nunca vuelven atrás: la palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida.
Jamás se desvía uno tan lejos como cuando cree conocer el camino.
La lengua resiste porque es blanda; los dientes ceden por que son duros.
Las buenas fuentes se conocen durante las grandes sequías; los buenos amigos, en las épocas desgraciadas.
Las palabras de los corazones acordes son como perfumes.
Lo mismo que los ríos devuelven el agua al mar, lo que un hombre da ha de tornar a él.
Los bellos caminos no llevan lejos.
Más mérito que el jardinero tiene el hombre capaz de apreciar la belleza de su jardín.
No me digáis que un gran hombre no llora nunca. Un gran hombre llora, pero sus lágrimas son furtivas.
No son las malas hierbas las que matan el trigo sino la negligencia del agricultor.
Olvida las palabras, cree en una.
Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla.
Si el cuerpo es derecho, no importa que la sombra sea torcida.
Si haces planes para un año planta arroz. Si haces planes para diez años, planta árboles. Si haces planes para cien años, instruye al pueblo.
Un hombre tiene la edad de la mujer a la que ama.
Una imagen vale más que mil palabras.
Una sola palabra puede decidir un negocio. Y un solo hombre, la suerte de un imperio.
Proverbio danés
Aquel a quien ayudas llevándolo sobre tu espalda tratará de subir sobre tu cabeza.
La ambición y la venganza siempre tienen hambre.
Los tontos, si callan, lo parecen menos.
Proverbio de Arabia
La vida es una cuarentena para el paraíso.
Proverbio escocés
Hasta el peor papel necesita ser bien interpretado.
Un cuento nunca mengua al ser contado.
Vive y deja vivir.
Proverbio español
A los hombres, como a los gatos, nos gusta comer peces, pero no mojarnos.
Bueno es tener amigos, aunque sea en el infierno.
Donde muchos mandan y ninguno obedece, todo fenece.
El que hoy te compra con su adulación mañana te venderá con su traición.
El vidrio y la honra de un hombre no aguantan más de un golpe.
Hará por ti la amistad lo que no hará la sangre.
La memoria de la niñez dura hasta la vejez.
Lo que no te guste para ti, no lo quieras para mí.
No desprecies a quien poco es, que algún día mucho podrá ser.
Nunca aconsejes en temas de amor o de guerra.
Si con refranes, y no con leyes, se gobernara, el mundo andaría mejor que anda.
Proverbio estadounidense
El éxito es una escalera por la que no puedes subir con las manos en los bolsillos.
Los rascacielos más altos se construyen siempre inmediatamente antes de las grandes crisis del sector de la construcción.
Si te molesta que te mientan, no preguntes.
Proverbio estoniano
El viejo tiene la muerte ante sus ojos, el joven a su espalda.
Proverbio finlandés
La lluvia no se queda en el cielo.
Los pequeños ladrones, desde la cárcel, ven pasar a los grandes ladrones en carroza.
Proverbio francés
A fuerza de ir todo mal, comienza a ir todo bien.
De un pequeño descuido nace una gran desgracia.
El que se aprovecha de un delito es culpable de él.
La mujer ríe cuando puede y llora cuando quiere.
Los cuarenta son la senectud de la juventud; los cincuenta son la juventud de la senectud.
Los escépticos nunca se ven defraudados.
Por los milagros se conocen los santos.
Un buen marido debe ser sordo, y una buena esposa, ciega.
Una sola vez no es costumbre.
Proverbio gaélico
El mejor espejo es un ojo amigo.
Proverbio griego
No e posible vivir con las mujeres. Ni sin las mujeres.
Proverbio hebreo
Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más.
Proverbio hindú
El que mendiga en silencio, muere de hambre en silencio.
Por numerosos que puedan ser los meandros del río, acabará por ir a parar al mar.
Proverbio holandés
Los mejores pilotos están en tierra.
Proverbio húngaro
Aquel cuya sonrisa le embellece es bueno, aquel cuya sonrisa le desfigura es malo.
Proverbio indio
El escorpión pica a quien le ayudó a salir del fuego.
El hogar no lo forman las piedras de sus paredes, sino la, mujer que lo habita.
Sólo el ruiseñor es capaz de comprender a la rosa.
Proverbio indostano
A las flores les pedimos que tengan perfume. A los hombres, educación.
Proverbio inglés
Bastones y piedras podrán romper mis huesos, pero las palabras nunca podrán lastimarme.
Cuando se hace necesario cambiar, lo necesario es no cambiar.
Demasiado al este es oeste.
Dos es compañía, tres es multitud.
El amor que se alimenta de regalos siempre tiene hambre.
El fanfarrón mata a un león ausente, pero se asusta de un ratón presente.
El trabajo mal realizado hay que hacerlo dos veces.
Es fácil ser sabio después.
Espera lo mejor, pero prepárate para lo peor.
La castidad, que es virtud para algunos, es un vicio para otros.
La persona que no comete nunca una tontería, nunca hará nada interesante.
La venganza es un plato para tomar frío.
Las palabras son baratas.
Los necios construyen casas, y los hombres sabios las compran.
Muchas verdades se dicen en broma.
Por bueno que sea un caballo, necesita espuelas.
Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña.
Si os dejáis caer en un pozo, la Providencia no está obligada a sacaros de él.
Si tu mal tiene remedio, ¿por qué te afliges? Y si no lo tiene, ¿por qué te afliges?
Todo vale en el amor y en la guerra.
Un bellaco cree que nada se puede hacer sin bellaquería.
Proverbio irlandés
Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.
Proverbio italiano
Del escuchar procede la sabiduría, y del hablar el arrepentimiento.
El primer grado de la locura es creerse cuerdo, y el segundo es proclamarlo.
El yunque dura más que el martillo.
Ninguna maravilla puede durar más de tres días.
Piensa mucho, habla poco, escribe menos.
Proverbio japonés
El deber es más ligero que una pluma y más pesado que una montaña.
Sólo en medio de la actividad desearás vivir cien años.
Proverbio judeo-polaco
Cuando se trabaja no se tiene tiempo de ganar dinero.
Proverbio judío
Con dinero en el bolsillo se es inteligente, atractivo, y además se canta bien.
Con una mentira suele irse muy lejos, pero sin esperanzas de volver.
El ladrón, sin ocasión para robar, se cree un hombre honrado.
Siempre que puedas, mantente cerca de los que tienen buena suerte.
Proverbio latino
El hombre frugal es su propio médico.
El que quiera un caballo sin un solo defecto, que vaya a pie.
En el momento de comer, que nadie sienta vergüenza.
Es una locura amar, a menos que se ame con locura.
Las palabras se las lleva el viento, lo escrito permanece.
Quédate quieto y el mundo te tomará por filósofo.
Proverbio malgache
Los pájaros pueden olvidar la trampa, pero la trampa no olvida los pájaros.
No te ensañes con el vencido, pues puedes correr su suerte.
Proverbio mexicano
El sabio habla de las ideas, el inteligente de los hechos, el vulgar de lo que come.
Proverbio oriental
Nadie debe avergonzarse de preguntar lo que no sabe.
Proverbio persa
Hay cuatro cosas de las que siempre tenemos mucho más de lo que deseamos: pecados, deudas, años y enemigos.
La prisa está permitida en tres casos: enterrar a los muertos, abrir la casa al extranjero y casar las hijas.
Lo que comes se convierte en podredumbre. Lo que das se convierte en rosa.
No hay mañana que deje de convertirse en ayer.
Proverbio polaco
La modestia debiera ser la virtud para los que carecen de otras.
Se puede juzgar a un hombre por su nación, pero no a una nación por un hombre.
Proverbio rumano
La escalera ha de barrerse empezando por arriba.
Proverbio ruso
Al comprar una casa piensa en el vecino que adquirirás con ella.
Aunque ello suponga tu pérdida, salva a tu camarada.
Caer está permitido. ¡Levantarse es obligatorio!
El lobo siempre puede contratarse barato para hacer de pastor.
El pequeño regalo va allá donde espera hallar el gran regalo.
Hay quienes pasan por el bosque y no ven leña para el fuego.
Si hablas a un funcionario, haz que los rublos hablen por ti.
Si vas de prisa, alcanzas la desgracia; si vas despacio, es la desgracia la que te alcanza a ti.
Proverbio sánscrito
No azotéis, ni siquiera con una flor, a una mujer culpable de cien faltas.
Para la hormiga el rocío es una inundación.
Proverbio servio
Cuanto más grande la cabeza, más fuerte la jaqueca.
Proverbio sueco
La sabiduría inútil sólo se diferencia de la tontería en que da mucho más trabajo.
Los jóvenes van por grupos, los adultos por parejas y los viejos solos.
Proverbio suizo
Cada uno tiene sus manías propias, y quien crea que no las tiene es que tiene muchas.
La edad no juega ningún papel salvo en los quesos.
Proverbio turco
Con un médico ignorante pierdes la salud; con un imán incompetente pierdes la fe.
Conoce los vicios de tus amigos, pero no los apruebes.
El amigo muere; la amistad no.
El amigo se sienta sin cumplidos en la mesa del amigo.
El caballo conoce por la brida al que lo conduce.
El verdadero huérfano es el que no ha recibido educación.
Los bienes de los amigos se confunden; los de los hermanos se parten.
Los pastores serán brutales mientras las ovejas sean estúpidas.
Para el artista, el arte está escondido bajo una brizna de hierba; para el profano, bajo una montaña.
Por el amor de una rosa el jardinero es servidor de mil espinas.
Un pueblo no es distinto de otro, salvo en sus usos y costumbres.
Ptolomeo, Claudio (s. II) Astrónomo, matemático y filósofo griego.
Qué puedo dar a quien tan rico es de caudal de entendimiento que condena los escritos de Homero?
Publiano
El avaro no obra cuerdamente hasta que se muere.
Puck
Lo malo de decir lo que uno siente es que muchas veces siente uno haberlo dicho.
Todo es relativo en la vida. El clavel es mucho más bello que un repollo, pero probad a hacer una sopa con un clavel.
Todos los trabajos parecen interesantes, mientras no estemos obligados a hacerlos.
Puysieux, Mme. (1720-1798) Novelista francesa
La primera falta entre los casados es la falta de atenciones.
Puzo, Mario (n. 1920) Escritor y periodista estadounidense.
Para avanzar es preciso perjudicar siempre a los demás seres humanos.
P., H.
Si queremos trepar debemos asirnos a las ramas y no a las flores.
Cuando los elefantes luchan, la hierba es la que sufre.
Proverbio africano
¿Qué sentido tiene correr cuando estamos en la carretera equivocada?
Proverbio alemán
Si quieres miel no des puntapiés sobre la colmena.
Proverbio estadounidense
Si te caes siete veces, levántate ocho.
Proverbio chino
No hay medicina para el miedo.
Proverbio escocés
La persona que no comete una tontería nunca hará nada interesante.
Proverbio inglés
El que nada duda, nada sabe.
Proverbio griego
El amor hace pasar el tiempo; el tiempo hace pasar el amor.
Proverbio italiano
Más vale una cabra que da leche que una vaca estéril.
Proverbio estoniano
Cuando el carro se haya roto mucho, os dirán por donde se debía pasar.
Proverbio turco
Dos perros pueden matar a un león.
Proverbio hebreo
Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.
Proverbio hindú
Nunca permitas que tus pies vayan por delante de tus zapatos.
Proverbio escocés
La luna y el amor, cuando no crecen, disminuyen.
Proverbio portugués
Estar en ayunas no mata, pero la glotonería sí.
Proverbio ruso
Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que no se derraman.
Proverbio irlandés
Es mejor viajar lleno de esperanza que llegar.
Proverbio japonés
La sabiduría no se traspasa, se aprende.
Proverbio árabe
La adulación es como la sombra, no nos hace mas grandes ni más pequeños.
Proverbio danés
Por la ignorancia nos equivocamos, y por las equivocaciones aprendemos.
Proverbio romano
La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces.
Proverbio persa
La mujer llora antes del matrimonio, el hombre después.
Proverbio polaco
La sabiduría inútil solo se diferencia de la tontería en que da mucho más trabajo.
Proverbio sueco
Las palabras son enanos, los ejemplos son gigantes.
Proverbio suizo
Antes de pedir dinero prestado a un amigo, decida cual de las dos cosas necesita más.
Proverbio norteamericano
O te aclimatas o te aclimueres.
Dicho peruano.
El que teme sufrir, sufre de temor.
Máxima china
Es demasiado necio para ser loco.
Refrán inglés
El que tenga cola de zacate, que no se arrime a la lumbre.
Refrán mexicano.(Zacate: Hierba, pasto)
No gastes pólvora en chimangos.
Refrán argentino
¿Bueno?, bueno es el pan, que se deja comer el culo dos veces por cincuenta chavos.
Isabel Robles Santiago (Abuela portorriqueña)(Chavo: Centavo).
Sabe tanto que sabe a mierda.
Isabel Robles Santiago (Abuela portorriqueña).
Quien guisa antes del Shabbat, comerá en Shabbat.
Refrán hebreo
No hay peor gestión que la que no se hace.
Refrán argentino
Jamás desesperes en medio de las mas sombrías aflicciones de tu vida, pues de las nubes mas negras cae un agua limpia y fecundante.
Proverbio chino
Mientras el tímido reflexiona, el valiente va, triunfa y vuelve.
Proverbio griego
Todo avaro tiene un hijo gastador.
Proverbio francés
Hay muchos dispuestos a meter su cuchara en la sopa, pero pocos que quieran ayudar a cocinarla.
Proverbio chino
El mundo halaga al elefante y menosprecia a la hormiga
Proverbios Indios
La guerra es la naturaleza del mundo.
Proverbios Árabes
No mires el mundo desde un tragaluz
Proverbios Árabes
Teatro es el mundo y marioneta es el hombre
Proverbios Italianos
Los desastres del mundo nacen del odio, la fortuna de la bondad del corazón.