lunes, 14 de marzo de 2011

La carrera de la sucesión


Zapàtero ocupa el quinto puesto en las preferencias de los españoles. Sólo el 7,3% de los ciudadanos desea que encabece la lista electoral del PSOE por Madrid. 
Blanco denuncia que Rajoy intenta convertir las elecciones municipales  "en la primera vuelta de unas generales, cuando los ciudadanos tienen derecho a elegir a su alcalde y sus concejales, ya que Rajoy no va a ser ni el alcalde de Foz, ni de Ribadeo, ni de Santiago, ni de Sevilla, ni de Barcelona
Estamos ante una muestra curiosa de la manera de razonar del Número Dos: ¿Los ciudadanos eligen a su alcalde y sus concejales "ya que" Rajoy no va a ser...? "ya queSi Rajoy fuera el candidato a la alcaldía de Foz, ¿sí podría transformar estas elecciones en unas generales? Mucho poder para un alcalde. Imagínense que el alcalde potencial de cualquiera de las listas vencedoras en las elecciones del 22 de mayo dictamina esa noche que no le han elegido alcalde, sino presidente de una comunidad autónoma, un suponer, Madrid, que Gallardón de asoma al balcón después del recuento y proclame que ha salido elegido para la Puerta del Sol, o para La Moncloa, ya puestos.

Sólo hay un caso histórico: Benigno Bascarán, militante del PSOE y UGT de Eibar, se levantó el 13 de abril de 1931 y le contaron que las candidaturas republicanas habían ganado a las monárquicas en las elecciones municipales de la víspera, lo cual era un hecho. La derrota fue severa en Madrid y Barcelona. Entonces fue al Ayuntamiento de su pueblo y colgó una bandera tricolor en la fachada príncipal. Al día siguiente, la misma bandera ondeó en los ayuntamientos de las dos capitales citadas. Y fue así, querido y queridas, como se proclamó la República.

De entre los dirigentes nacionales del PSOE, sólo Pepe Blanco no se ha atrevido a adelantar a su líder natural. Rubalcaba encabeza no sólo la clasificación del más inteligente y el más capaz. Tamb ién la del más honesto y el mejor defensor de los valores constitucionales.



Nota al margen sobre los 'tontos de los cojones'.-Ayer, durante la ingesta del botillo en la Casa Regional de Castilla y León de Getafe, el alcalde Pedro Castro centró prácticamente la totalidad de su improvisada alocución a los castellanoleoneses de Getafe en la necesidad de compartir tareas en la casa: los hijos, la cocina... y el polvo. Precisamente en ese punto, el presidente de la FEMP determinó –en pleno siglo XXI– que "el polvo, como todos sabéis, es una cosa entre un hombre y una mujer"
Se esperan las tradicionales acusaciones de homofobia a cargo del ejecutivo Pedro Zerolo para recordarle que no sólo: también entre un hombre y un hombre, entre una mujer y una mujer y entre transexuales. Aso ahora que hemos superado la barrera del género. Cuando superemos la del número, las posibilidades aumentarán, naturalmente.
Al parecer el objetivo de Pedro Castro no es otro que señalar su contrincante a la alcaldía, el popular Juan Soler, que es gay y salió del armario hace tiempo. "Miren a los ojos de sus vecinos homosexuales...", había dicho José Luis, salvo, naturalmente, que sean maricones del PP.