lunes, 3 de enero de 2011

Tié que haber


La caracterización del humorista José Mota como el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba explicando en rueda de Prensa una vía infalible para aumentar el circulante de nuestra economía fue el momento más feliz de la Nochevieja televisiva e hizo de TVE-1 la triunfadora absoluta de la noche con una cuota de pantalla del 56,2%. La imitación de Rubalcaba complugo al propio imitado y tenía gracia.

Ayer, durante la rueda de prensa convocada por el ministro del Interior para dar a conocer los datos de Tráfico de 2010, 9% menos de víctimas mortales que el año anterior y 7º año consecutivo en el que disminuyen los accidentes, me entró una duda al ver las manos de Rubalcaba. ¿Era otra vez Mota imitándole o era Pérez Rubalcaba intentando parecerse a la creación del humorista? Vean esas manos, siempre buscando moneditas en las rendijas de los 'sofales' y comparen.