martes, 14 de diciembre de 2010

SAI BABA Y LA LIBERACIÓN (Gràcies Nuria)

“Una calabaza verde se hunde en el agua; pero una seca flota.
‘Háganse secos’, libérense de los apegos y los deseos, eviten angustiarse y preocuparse.
Entonces podrán flotar por sobre las aguas del cambio y del azar.
Incluso el agua, cuando se evapora, puede elevarse hacia el cielo.
Háganse livianos, pierdan peso, suelten el lastre, para que puedan elevarse más y más alto.
Sean libres de los deseos que los arrastran hacia abajo; tengan sólo el anhelo de estar cara a cara con la Verdad.
Esa Verdad está brillando dentro de ustedes, esperando ser descubierta.”

Sai Baba Mensaje del 11 de Mayo del 2.008

El ser humano encierra el Misterio de la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Que es igual al Misterio de los tres mundos: Denso, Sutil y Causal.
Que a la vez puede ser comparado con los tres estados del agua.
Padre = Supraconciencia (Energía Causal)
Hijo = Cuerpo y Sentidos (Energía Densa)
Espíritu Santo = Alma o Conciencia (Energía Sutil)
Cuando el cuerpo comienza a cumplir con Su Misión: Ser un Verdadero Ser Humano, el Alma se va deslastrando de todas las energías desvirtuadas, tergiversadas, distorsionadas y sub-usadas, que la atan.
Esto ocurrirá hasta que dichas energías, se hagan más sutiles.
En otras palabras, al hacernos más humanos, nos vamos liberando del lastre que nos ata al mundo denso.
Este lastre son los deseos, los apegos, el materialismo, las modas, los odios, las venganzas, la incomprensión, las vilezas, las vanidades, el exhibicionismo, la lujuria, las angustias, las preocupaciones, las ansiedades, el culto a la personalidad, las ambiciones, la violencia verbal y física, el autoritarismo, la corrupción, la mentira, la melancolía.
El cuerpo al manifestarse en cada una de sus acciones, en forma de “Conciencia Pura”, hará posible la Liberación del Alma con respecto a la Rueda de Nacer y Morir, para unirse finalmente al Todo.
Cada uno de nosotros, al tomar conciencia de esta realidad, podemos convertirnos en “calabazas secas”.
Seamos “agua evaporada”, hagámonos livianos, “soltemos el lastre”, para que podamos elevarnos más y más alto, y mientras transformamos nuestras energías, de pesadas a sutiles, hagamos de este mundo un Mundo Mejor en el cual todos podamos convivir.
Seamos Conciencia en acción.
Seamos Verdad.
Seamos Energía Pura.
Seamos Seres Humanos en pensamiento, palabras y obras.