domingo, 5 de diciembre de 2010

¿Por qué no se hizo antes?



 La declaración del 'Estado de alarma' ha sido mano de santo para poner fin a la huelga salvaje de los controladores aéreos que ha arruinado el puente de la Constitución a más de medio millón de españoles. ¿Será esto el principio de una regulación definitiva del derecho de huelga?¿Será posible que nunca más los sindicatos (corporativos o de clase) tomen como rehenes a los ciudadanos? Nunca lo sabremos. El pasado 30 de junio, los sindicatos amigos declararon una huelga salvaje en un servicio esencial para la comunidad: el metro de Madrid. Estábamos entonces lejos de declarar el estado de alarma. La vicepresidenta primera retaba entonces a la presidenta de la Comunidad de Madrid a buscar una solución dialogada.

Mª Teresa Fernández de la Vega hizo un llamamiento para que se cumplan (los servicios mínimos) y destacó que el Gobierno autonómico madrileño tiene que asumir sus responsabilidades porque se está ante un conflicto laboral que afecta a una empresa de la Comunidad. “Y cuando se tiene la responsabilidad de gobierno, hay que ejercerla y asumirla (...) Tienen que sentarse y buscar una solución a ese conflicto."

Imagínense a Mª Teresa en plan dama de hierro (dulce): ¿A que espera el Gobierno de la Comunidad para decretar el estado de alarma, que es una previsión legal para ocasiones como ésta? 

Mañana, más. Será en El Mundo (título de pasodoble)