domingo, 19 de diciembre de 2010

El asalto a la razón


Hace ya casi treinta años que Miguel Vidal Santos me recomendó una novela esencial: 'Un juicio de piedra', de Ruth Rendell. Los remeros interesados quizá puedan encontrarla hoy bajo el título 'La ceremonia', el mismo que lleva la película que Claude Chabrol hizo sobre el libro de Rendell. El comienzo es el resumen de la historia: 
"Eunice Parchman asesinó a la familia Coverdale porque no sabía leer ni escribir".
Allí se cuenta la terrible historia de una analfabeta a contrapelo de una sociedad en la que toda comunicación está atravesada por la palabra escrita. Eunice Parchman fue una niña sin escolarizar por haber sido desplazada durante la segunda guerra mundial. Ella llevaba mal la peor de las minusvalías, sobre todo porque entra a trabajar como sirvienta en casa de los Coverdale, universitarios, cultos, finos. Los mata cuando están a punto de descubrir su gran secreto.

Eran otros tiempos. Los analfabetos tenían un sentido del decoro, un cierto pudor que les llevaba a esconder su insuficiencia con empeño y perseverancia. Hasta el crimen, podríamos decir en el caso de nuestra patológica heroína. Ahora todo es muy distinto. El socialismo realmente existente se ha aplicado a la abolición de las barreras culturales impuestas por el elitismo de las clases altas. Vean el caso de la señora López i Chamosa, que lleva 14 años como diputada por el PSOE, partido del que es portavoz en la Comisión del Pacto de Toledo.

El reciente debate sobre el límite de la edad de jubilación dio ocasión a la veterana diputada de mostrar algunas de sus incapacidades expresivas que le fueron afeadas en la red.  He aquí su explicación:
Isabel López Chamosa dijo...

Bueno, me alegro muchisimo que nuestra juventud esté tan bien preparada y sin faltas de ortografia, porque eso es bueno para el país, pero lamento que tengan tan poco talante democrático como para no tolerar la opinion diferente, y que toda su critica se base en que he puesto palabras mal escritas. Si se lee bien se entenderá enseguida que ha sido al hacerlo desde el escaño y con rapidez. Quiero decirles a todos los que se creen mas preparados que yo que me alegro mucho por ellos y que cada cuatro años todos tenemos la oportunidad de presentarnos a las elecciones, es decir, sometermos a la voluntad de los ciudadanos. Ellos con su voto nos ponen a cada uno en su lugar.
Por otro lado quiero agradecer a todos los que ponéis vuestros comentarios en un sentido o en otro vuestras aportaciones, porque soy de las que piensan que en el debate salen las buenas ideas y los mejores acuerdos. Y a los que tienen tanta cultura y son tan perfecto, decirles que no se mezclen con las obreras como yo: vosotros no perdéis nada y yo sigo feliz cumunicando con los ciudadanos que por encima de todo nos respetamos los unos a los otros.



Como ella dice: "Si se lee bien se entenderá enseguida  que ha sido al hacerlo desde el escaño y con rapidez". Normal, las prisas, pero si examinan ustedes el asunto con algo más de rigor conceptual que la derecha, atenta sólo a descalificar a los representantes del Pueblo, verán que no hay para tanto. Ella es 'portavoz' y en la tradición oral no se notan las faltas de ortografía. Por otra parte, ya está bien de señoritismo. A ver, pongan ustedes en la 2 una entrevista con Vargas Llosa y en Tele-5 un programa de Belén Esteban y luego me cuentan cuál de los dos tiene más audiencia.

Esto lo sabe el líder máximo. El pasado 9 de junio, durante el acto conmemorativo del centenario de Pablo Iglesias como diputado, el secretario general del PSOE recordó sus comienzos parlamentarios, cuando fue el diputado más joven de la Cámara tras las elecciones de junio de 1986.

Contó que tras ganar él mismo su acta de diputado por primera vez (como en 1910 lo hiciera Pablo Iglesias, no sé si pillan) vivió una anécdota que consideró muy representativa del sentido de responsabilidad de los diputados socialistas: al votar la investidura de Felipe González, su compañero de escaño había recortado medio folio en el que había escrito “SÍ”, para no correr el riesgo de equivocarse en la votación.

Ya había entonces chamosos y chamosas en el grupo, pero esto no es un desdoro en el belenestebanismo ambiental. Es sentido de la responsabilidad. Observen en el video que la diputada López i Chamosa comparte en alto grado la virtud del jefe de repicar las campanas y encabezar la procesión a un tiempo, soplar y sorber: Ella defiende como portavoz el retraso de la edad de jubilación, pero anuncia que asistirá a la manifestación de UGT para protestar por ello. La síntesis de Belén Esteban y Valeriano Gómez es el centauro de nuestro tiempo.

Hagan el experimento recreativo de asomarse a los comentarios de las páginas web que hablan de esta señora y vean el liderazgo intelectual que puede establecerse enarbolando el analfabetismo funcional como bandera. Cuántos argumentos en plan: ¿y qué? Prefiero las faltas de ortografía que Pujalte, que además, es del Opus. And so on.

"El PSOE es el partido que más se parece a España", dijo el líder máximo de esta Liga de los Sin Bata. Efectivamente.




--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Una historia eurovisiva






Arcadi Espada contaba ayer en su Correo Catalán de El Mundo una historia magnífica nacida en una sosegada conversación del periodista con un gran tipo: Ramón Arcusa. El de El Dúo  Dinámico, el compositor del legendario 'La, la, la', una canción que aupó simultáneamente a dos estrellas en Eurovisión: Joan Manuel Serrat, que se negó a cantarla en castellano y Massiel, que se hizo con el triunfo en el certamen. 


El de Espada es un artículo excelente y Ramón Arcusa es uno de los nuestros, podemos decir con todo rigor, porque es remero ocasional de esta nave desde hace ya algún tiempo.