martes, 23 de noviembre de 2010

Una carta abierta



El agente de la Ertzaintza, Josu Puelles, es hermano del policía nacional Eduardo Puelles, asesinado por ETA el 19 de junio de 2009, debió de sorprenderse un poco al ver las fotos de Rosa Rodero y Cristina Sagarzazu, viudas de dos compañeros suyos, asesinados por ETA en 1993 y 1996, respectivamente, en un homenaje a los dirigentes de Herri Batasuna, Santiago Brouard y Josu Muguruza. Hoy publica en El Correo una impecable 
Carta a Cristina y Rosa
en la que escribe: "¿Saben por que nunca asisten los amigos de los terroristas a los actos de homenaje de sus víctimas? Precisamente porque saben que dichos actos reflejarían, no solo las condenas de sus acciones, sino la deslegitimación de sus argumentos..."