miércoles, 24 de noviembre de 2010

La visita de los empresarios 



Zapatero se ha remangado y ha decidido tomar medidas tras el rescate de Irlanda. El sábado, los 30 empresarios más importantes de España han sido convocados a la Moncloa para un desayuno de trabajo. El presidente Zapatero les va a pedir que echen una mano para impulsar la economía. Forges se teme que los grandes empresarios solo tienen mano de trincar, no de empujar. Ricardo lo veía de modo diferente:



El agit prop del Gobierno ha decidido hacer un gesto. No se sabe qué parte de aquellas dos tardes en las que Jordi Sevilla le iba a poner al día sobre los rudimentos conceptuales de la economía va a exponer Zapatero a los grandes empresarios que ellos no se imaginaran con sus propios medios, qué esfuerzo que ellos no estén haciendo por propia iniciativa. 

Un lector, Carlos B. me envía una hipótesis llena de racionalidad que paso a transcribirles: La reunión con los empresarios será el preludio del anuncio de nuevos recortes que el presidente va a hacer el lunes. Serán ocho días después de la enérgica y reiterada negativa que hizo a Javier Moreno en la entrevista de El País en la que anunciaba su propósito de reunirse con los empresarios. Recuerden:
P. ¿Van a hacer falta más recortes?
R. No hay ninguna previsión de que hagan falta más recortes.
P. ¿Eso es no? ¿O es no con los datos que hay encima de la mesa?
R. No, con la situación actual. No, con el escenario que contemplamos para el 2011. No, con las medidas adoptadas. No.
Es decir, sí, vaticinó aquella misma mañana el mariscal Zhukov. ¿Por qué anunciará el lunes los recortes que negó el domingo pasado? Carlos B. expone los siguientes factores:
No lo puede hacer antes: el domingo tiene las catalanas.
El lunes le viene muy bien para proponer una conversación alternativa al montillazo.
El sábado se reúne con los grandes empresarios y podrá endosarles la inspiración de los recortes.
Es el día del Barça-Madrid. 

¿Recuerdan ustedes el día en que Zapatero vio la luz de mayo, después de las llamadas de Obama, Merkel, Sarkozy y el presidente chino? Fue el 8 de mayo. Cuatro días antes se había reunido con Rajoy en La Moncloa. No hubo acuerdo más que en la reforma de las Cajas de Ahorros. Esta es una materia concreta en la que el jefe de la oposición arrimó el hombro. Quien no acaba de tirar del carro es el presidente, que sigue sin rematar la jugada, como la reforma del mercado laboral, que sacó adelante con el apoyo de CiU, la reforma de las pensiones, para lo que cuenta con la ayuda del PNV. ¿No sería que confiaba en llegar a las elecciones de mayo sin tener que adoptar más medidas impopulares?

Vean ustedes el relato de Expansión sobre aquella cumbre (ustedes perdonen) y las afirmaciones que hizo el presidente después de la reunión: "No habrá más medidas contra el déficit. Estamos saliendo ya de la crisis". Y el año que viene estaremos mejor todavía, dijo el 29 de diciembre de 2006. Es lo que hay.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------