martes, 27 de julio de 2010

Pan de viena

60 grs de levadura fermentada
1 kg de harina 0000
120 grs de manteca
4 huevos
25 grs de sal
Leche c/n
Sésamo a gusto

En un recipiente pequeño colocar la levadura, el azúcar y la leche tibia. Dejar fermentar.

En un bol colocar la harina y la sal. Mezclar bien.
Hacer un hoyo en el centro y colocar allí un poco de leche tibia.
En el centro agregar los huevos y revolver un poco con los dedos.
Añadir la levadura ya fermentada.
Incorporar leche tibia necesaria (no colocar mucha). Mezclar bien con las manos hasta formar la masa.
Seguir amasando sobre la mesa. Estirar un poco la masa con las manos y agregar un poco de la manteca pomada. Seguir amasando, volver a estirar y agregar nuevamente un poco más de manteca pomada. Continuar así hasta colocar toda la manteca.
Colocar en un bol y dejar reposar hasta que duplique su volumen.
Desgasificar la masa apretándola un poco.
Hacer un chorizo y, con las manos enharinadas, pellizcar la masa y tomar porciones de la masa.
Formar discos y apretarlos. No hacerlos muy grandes porque luego crecen.


Colocarlos en una placa para horno, pincelarlos con leche y espolvorearlos con semillas de sésamo.

Cocción: En el horno hasta que estén cocidos.