miércoles, 12 de mayo de 2010

Y la música se hizo escuchar !!!


Creo que algunos no saben pero aparte de mi trabajo terapéutico , soy músico hace ya más de 25 años. Toco guitarra eléctrica y siempre me a gustado la música rock. En Chile, tuve un grupo por allá en los años ochenta cuyo nombre es Pentagram. Después de muchos años de inactividad en escenarios, el año pasado volvimos a reformar esta mítica banda y nos fuimos de gira por Chile y por varios países de Europa.

Algunos aún no entienden cómo me puedo dedicar al rock pesado y ser terapeuta...yo sólo sonrío por dentro. Es exactamente el abrazo de la integridad total. Considero toda música sagrada, porque proviene del alma humana. Con fuerza o suavidad, con energía o armonía, en stacato o con ritmos simples...todo se amalgama a la expresividad de lo que somos. Sombras y luces, en hermosa unidad. El Tao indiferenciado.

Hace unos días regresé de San Sebastián en el corazón del país vasco, y compusimos en unos días lo que será el próximo disco de mi banda Pentagram, que grabaremos en Octubre en Inglaterra. Estoy feliz como la creatividad fluye de mis manos y de las de mi compañero musical, Anton. Estoy agradecido a las musas inspiradoras...todo salió perfecto.

Compartiendo esta emoción de servir desde lo que soy, docente, sanador y artista.