martes, 18 de mayo de 2010

Los tranvías, una oportunidad para hacer nuestras ciudades más habitables

A lo largo de toda esta semana en Barcelona se realiza una consulta popular para reformar el eje de la Diagonal. Con la consulta se debate bastante más que los medios de transporte que circularán en un futuro por esta vía emblemática: se decide si se pondrá coto al desmesurado tráfico privado que asola la ciudad de Barcelona. Ecologistas en Acción apuesta decididamente por que el tranvía se implante de forma generalizada en los centros urbanos de nuestras ciudades.

Si por algo se caracteriza el transporte público en Europa es por la presencia del tranvía en la estructura urbana de numerosas áreas metropolitanas. El tranvía está presente en más de 280 ciudades europeas, circulando sobre 11.000 km de vías. En Europa el 60% de las ciudades de más de 150.000 habitantes disponen de un transporte urbano ferroviario y el tranvía forma parte del 80% de las redes de transporte urbano.

Tras un periodo de cierre de líneas, desde 1984 el tranvía ha tenido un crecimiento vertiginoso en toda Europa. Más de 70 ciudades han inaugurado nuevas redes de tranvía o están construyéndolas, sobre todo en Francia, y en muchos casos por el centro de la ciudad (Dublín, Munich, Frankfurt, Burdeos, Estrasburgo, Berlín, Viena, Praga, Amsterdam, Atenas, Budapest, Milán, Roma, Zurich, Lisboa, Zaragoza, Estambul, Oslo). La reintroducción del tranvía en Europa ha contado con una enorme aceptación ciudadana. En todas las ciudades donde el tranvía tiene una fuerte implantación urbana, sea por tradición o por haberse reintroducido, el uso del transporte público se ha incrementado notablemente respecto a la media de otras ciudades.

Noticia completa