viernes, 1 de enero de 2010

Feliz año


Debido a problemas técnicos no os he podido felicitar antes. Ahora que me ha dado una tregua las nuevas tecnologías aprovecho.

Que afrontemos el 2010 dispuestos a asumir nuestras responsabilidades que alcanzan algo más que analizar lo que nos pasa a nosotros mismos y que siempre encontremos espacio para la felicidad.