miércoles, 11 de noviembre de 2009

Cuando los futbolistas iban a la huelga por las razones correctas


Ian McMillan · · · · ·

Ante el anuncio del Gobierno del Reino de España –presionado por el grupo parlamentario a su izquierda compuesto por Izquierda Unida-Iniciativa per Catalunya Verds y Esquerra Republicana de Catalunya— de que se suprimirá la norma fiscal conocida por “Ley Beckham”, el mundo del fútbol de la liga española se ha conmocionado. La llamada “Ley Beckham” se refiere al artículo 93 de la Ley 35/2006 de 28 de noviembre del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas por el que los llamados "trabajadores no residentes" pueden hasta el momento tributar a un tipo del 24% en vez del 43% que es al que, por sus niveles de renta, deberían tributar. Una gran mayoría –más del 70%— de esos “trabajadores no residentes” son futbolistas. Ganan más de 600.000 euros anuales; algunos, muchísimo más. La primera reacción de la Liga de Fútbol Profesional fue amenazar con una huelga del fútbol. De momento, todo ha quedado en un amago, acompañado de una oferta de negociación para buscar “compensaciones”. Con este motivo, hemos querido recordar una huelga del fútbol muy diferente, que tuvo lugar a principios del siglo XX. Los intereses, los protagonistas y los objetivos eran muy otros. La historia hay que buscarla en la Working Class Movement Library, lo que ya da alguna pista… SP