martes, 29 de septiembre de 2009

Centroamérica se hunde en la pobreza

Centroamérica se hunde en la pobreza

El presidente de Guatemala, Álvaro Colóm, manifestó públicamente el agradecimiento guatemalteco por las más de veinte toneladas de alimentos que Chile envió a Tegucigalpa para ayudar a mitigar el hambre que se vive en ese país producto de la escasez de alimentos debido a una prolongada sequía. Tras su intervención en la CEPAL, destacó que la riqueza Latinoamericana es grande, pero que como en el caso guatemalteco, se hace porque no se toman las voluntades para fomentar el desarrollo.

America latina se merece un destino mejor. Tenemos cultura, recursos y oportunidades sin límites aún en tiempos de crisis. En Guatemala tenemos lindos municipios con siete microclimas distintos, pudiendo hacer diferentes inversiones, pero la pobreza camina sobre la riqueza porque el sistema no funciona o no hemos querido hacerlo funcionar.

Sus palabras despertaron la atención por Centroamérica. El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, estima que unos 850.000 guatemaltecos pueden caer en la pobreza este año debido a la falta de planes para evitar este flagelo. La disminución en el envío de remesas familiares desde el exterior al país centroamericano, junto al incremento de las deportaciones de guatemaltecos desde Estados Unidos, son factores que aumentan la vulnerabilidad económica en muchos hogares de ese país.

El presidente Álvaro Colóm destacó que ‘no me voy a cansar de señalar que cuando le demos a los que menos tienen, tendremos más todos. El cambio climático es un ejemplo clave, porque los países pobres estamos aportando oxígeno, mientras los países ricos roban oxígeno”, señaló el mandatario guatemalteco.

En 2008 las autoridades migratorias de Estados Unidos, donde radican 1 millón 200 mil guatemaltecos, 60 por ciento de ellos indocumentados, deportaron una cifra récord de 28.051 personas. Además de los casi 850.000 guatemaltecos que están en peligro de pasar a la pobreza, otros 733.500 se encuentran en riesgo de caer en la lista de los que sufren extrema pobreza, lo cual implica que estos últimos deban de sobrevivir con menos de un dólar diario. Según el PNUD, en los departamentos de Escuintla y Suchitepéquez, en el sur de Guatemala, se concentra 22,1 por ciento de los nuevos pobres, mientras que en Quiché y Totonicapán, en el noroeste del país, se calcula ese mismo porcentaje, pero de personas en extrema pobreza.

Catástrofes centroamericanas

El experto en relaciones internacionales y académico del Instituto de Estudios Avanzados de la Universidad de Santiago de Chile, Pablo Lacoste, señala que las naciones centroamericanas, entre las que se ubica Guatemala sufren problemas de distinto tipo, pero que uno de los más catastróficos se refiere a los desastres naturales

“Los países de América Central y el Caribe tienen problemas comunes: son regiones que por su ubicación geográfica están expuestas a huracanes y tornados, lo que les provoca impactos devastadores. Hay fila permanente en Washington para pedir ayuda humanitaria para salir de las catástrofes porque tienen costos para los estados que desbordan sus capacidades”, explica el académico.

Sin embargo, a modo de contraste, Pablo Lacoste explica lo que se vive en Costa Rica, país que ha mostrado un crecimiento en su desarrollo humano durante los últimos sesenta años: “

“El único país que encontró una vuelta es Costa Rica, que hizo una transformación política profunda. Suprimió uno de los principales gastos, como son las fuerzas armadas. No tiene ejército usando ese dinero para desarrollo humano en salud y educación, y hoy es uno de los países con más alto desarrollo humano en América Latina”, señala Pablo Lacoste.

En promedio una de cada tres personas de la región centroamericana es analfabeta -en el caso de Guatemala esa situación corresponde a la mitad de todas las mujeres-. y solamente el 24 por ciento de la población está cubierta por institutos de seguridad social. Estos dos factores impiden un despegue educativo y social de la región.