sábado, 29 de diciembre de 2007

Cómo responderán Microsoft (y Apple) a los sistemas Linux de muy bajo coste


Hoy debo estar particularmente obtuso, porque me he leído varias veces este artículo y no cojo la idea.

"Mira, echa un ojo a Vista o Leopard (no importa cual, y ¿qué ves? Exacto, una plataforma rica e intensiva en medios que está repleta de efectos visuales."


Errr ... Efectos visuales ... ¿Comparado con qué? ¿Vista lleno de efectos visuales? Supongo que es una broma. ¿Hablamos del mismo Vista al que le cuesta horrores simplemente correr en el mismo hardware en el que Compiz-Fusion corre sobre Ubuntu sin problemas?

No he visto Leopard aún, pero Mac OS X no era tampoco nada del otro mundo comparado con Compiz-Fusion, aunque Apple fue el primero en sacar rendimiento real de las gráficas para sombras de ventanas y demás.

Es Vista el que se está cerrando mercados con su "eye candy" de pastel, su necesidad de gigas y gigas de memoria y disco y sus incompatibilidades y paranoias. Si Vista quiere permanecer, que haga compatibles los drivers del Bluetooth USB que mi hermano tuvo que darme porque funcionaba en XP y no en Vista. La gente al final se cansa de que la mareen, la engañen y de que le hagan cambiar de ordenador cada dos por tres por que sí.

Apple va a su rollo y ya se encarga de cerrarse mercados ella solita haciendo ilegal la instalación en máquinas que no sean las suyas. Como dicen en mi barrio: es su culo.

"Si [los efectos visuales] son una parte importante del la experiencia del usuario, los sistemas baratos y poco potentes serán marginales, si no, estos sistemas tendrán una oportunidad de florecer. Mi idea es que los PCs basados en Windows/Mac han bajado tanto de precio en los últimos años que el precio no es son [sic, tan] importante como lo era hace varios años y de alguna forma Linux podría haberse perdido la fiesta."


A ver si nos enteramos: Linux no ofrece sólo precios bajos, ofrece libertad y flexibilidad. Lo instalas en máquinas de distintas capacidades, en distintas plataformas, con distintas distros, sistemas de ficheros, gestores de escritorio, como servidor, como sobremesa, como workstation ... y todo sin licencias raras.

De todas formas, los de Redmon parecen no estar muy de acuerdo, porque van como locos buscando los "mercados emergentes". Y ahí si que no hay dinero para tonterías "eye candy" ni ordenadores potentes.

A los de Apple, como digo, les da igual. Ellos tienen su nicho de mercado y de ahí parece que no quieren salir. Es otra política, supongo.

En resumen, la premisa es: "para vender más licencias de tu software, haz que la gente se gaste dinero en hardware". Sinceramente, no me cuadra.

En fin, lo dejo ahí, que supongo que me habeis entendido. Disculpad si la entrada suena muy desaforada, sobre todo para los que usais Win o Mac por convicción. Pero al César lo que es del César.
;-)

Via LinuxToday.com.